Calentamiento global ¿siempre sí o no?

4 04 2010

A pesar de que las palabras calentamiento global son parte del vocabulario colectivo y que la mayoría de las personas pueden describir, si bien de forma burda, la mecánica básica del efecto invernadero, aun persiste la noción que la existencia de este fenómeno es cuando menos incierta.

¿A qué se debe esto? ¿Es el esfuerzo activo del segmento industrializado del planeta por minimizar las verdaderas dimensiones del problema? o ¿existen aún incertidumbres científicas sobre la existencia del fenómeno?

La respuesta no es simple y tiene algunos matices importantes. Se puede elucidar más pasando revista de las objeciones más comunes sobre la información climatológica y paleo-climatológica que evidencia el calentamiento global:

  1. Los datos no muestran una tendencia clara de temperaturas más elevadas principalmente por la inexistencia de series de tiempo con la suficiente duración o porque los datos son muy ruidosos (ver figura).
  2. Aun admitiendo que el planeta ha experimentado una tendencia de calentamiento no es posible decir que esto se deba a la intervención directa de los humanos y quizás sea parte del ciclo climatológico natural del planeta.
  3. Han existido inviernos muy frios en épocas recientes, lo cual es contraevidencia del calentamiento global.

Promedio global de temepraturas 1880-2008

Es cierto que los registros de temperatura son cortos, aunque existen algunos muy largos, como el de Inglaterra central que data de 1659, sin embargo en escala global las mediciones sistemáticas de temperatura iniciaron hasta la década de los 1850 y en algunas partes del tercer mundo mucho después. Aun con ello, el promedio global de estaciones termométricas muestra una clara, tendencia a la alza la cual difícilmente puede ser considerada una anomalía azarosa.

La observación que es mucho más difícil de combatir es, admitiendo que el calentamiento existe, si éste es producto de la actividad humana o es parte del ciclo natural planetario. No es posible afirmar solo con registros de temperatura de apenas 160 años si esta tendencia es de alguna forma anómala o especial. Afortunadamente existen otras fuentes de información que proveen pistas adicionales. Pequeñas burbujas de aire atrapadas durante milenios en la profundidad en los casquetes polares proveen muestras directas de la composición de la atmósfera en épocas pasadas y relatan su historia química, por ejemplo un núcleo de hielo extraído a 3,000 metros de profundidad en Antártica permite estudiar la composición química de la atmósfera hace 740,000 años.

Los datos que proveen estos núcleos de hielo son piezas clave en el caso en favor del calentamiento global. En la figura debajo se pueden ver los cálculos de temperatura, concentración de dióxido de carbón  y polvo extraído de un núcleo de la estación rusa de Vostok en la Antártida y que muestra 420,000 años de química atmosférica. Estos datos muestran que el incremento en el dióxido de carbón va acompañado siempre de incrementos sustanciales en temperatura y que estos cambios so cíclicos. Entones, si en el pasado han existido fluctuaciones tan importantes en los niveles de dióxido de carbón ¿porqué se afirma que esta vez es culpa de los seres humanos?

Química atmosférica a partir del nucleo de hielo extraido en la estación Vostok en la Antártida

La respuesta radica en que si bien sí han existido variaciones, el registro muestra que el incremento acelerado de temperatura que se ha observado en los últimos 100 años es mucho más rápido que las variaciones de temperatura observadas en el registro paleoclimatológico. Adicionalmente,  desde el advenimiento de la revolución industrial los seres humanos hemos expelido millones de toneladas de dióxido de carbón a la atmósfera, resulta difícil negar que la correlación sea culpa de la especie dominante del planeta. Además, de acuerdo a esta información las concentraciones de dióxido de carbón no han superado las 300 ppm en los últimos 420,000 años, es muy posible que veamos rebasado este umbral en los próximos 10 años.

Finalmente, es cierto que este invierno fue más frió que los anteriores, sin embargo ello no desmiente la existencia del calentamiento global, dentro de las grandes tendencias de largo plazo pueden existir pequeños ciclos más fríos. A pesar de las bajas temperaturas registradas este invierno los promedios de temperatura global continúan a la alza.

En la ciencia frecuentemente es imposible afirmar con un 100% de certeza que alguna causa produce incuestionablemente y sin espacio para dudas algún fenómeno, solo es posible obtener más y más evidencia en favor de alguna teoría y el calentamiento global no es la excepción. No existe y probablemente  nunca exista evidencia, clara, concisa e incontrovertible que el incremento de temperatura sea solo por causas humanas, sin embargo, conforme pasa el tiempo la carga de evidencia en favor de  esta explicación continua aumentando. Hoy, es muy difícil negar con bases científicas que el calentamiento global sea el hijo ilegítimo de la raza humana.

Han existido algunos casos de comportamiento poco ético por parte de algunos científicos que en su afán por convencer a los lideres mundiales de la premura que requiere el problema han incurrido en algunas faltas, notablemente el caso de climatólogos de la Universidad de East Anglia, que manipularon resultados, este comportamiento debe de ser severamente castigado. Sin embargo, estos errores han sido explotados y sobredimensionados. Uno de los pilares más fuertes de la ciencia es que los resultados de un científico pueden ser verificados y reproducidos por otro y en el caso del calentamiento global ello ha pasado incontables veces. La evidencia aun existe, es amplia y continua creciendo.

Aun si el calentamiento global fuera un artefacto estadístico me parece que la discusión es intrascendente e inútil. La realidad mundial es ineludible, el actual modelo económico global es, llanamente, insostenible. ¿Qué importa si es o no es el calentamiento global? Es solo un síntoma de una enfermedad mayor. Agricultura que depreda su entorno, industrias que consumen más de lo que producen, sesgos ridículos en la distribución de la riqueza, energéticos irreemplazables, una población que aumenta inexorablemente y recursos naturales que disminuyen peligrosamente, es una espiral mortífera que se escapa de control. El debate no debería de ser si el calentamiento global es o no es. Con o sin calentamiento el debate debe de reenfocarse a como enderezar la nave y cambiar a el paradigma actual por uno que provea las necesidades de todos sin consumir las de las generaciones futuras.

El concepto termodinámico de entropía es una cantidad física que funge bien como metáfora. La entropía es, en esencia, una medida del desorden en un sistema y la 2a ley de la termodinámica estipula que en cualquier proceso termodinámico esta siempre aumenta. Bien, el reto es violar de forma flagrante la 2a ley de la termodinámica y generar procesos productivos y practicas económicas que reciclen hacia su entorno al menos lo mismo que consumen, se requiere una economía global de entropía cero, o mejor.


Acciones

Information

One response

5 04 2010
El dude

que piensas del mensaje de organismos como Greenpeace sobre el calentamiento global?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: