¿Hay alguna relación entre la actividad solar y los terremotos?

25 04 2012

Recientemente, David a quien conocí por teléfono (y con quien ahora resulta ser que jugué béisbol en mis años mozos) me preguntaba si existía alguna relación entre sismicidad y actividad solar. Es una pregunta que surge a menudo y una que gracias a la cantidad de instrumentos de medición que existen tanto en la superficie terrestre como en órbita alrededor de la Tierra es posible contestar de mi forma preferida; mirando los números.

La respuesta corta es no, no existen indicios de que un incremento en la actividad solar produzca un incremento en sismicidad. En un excelente artículo en “The Sun Today” un blog sobre física espacial Ryan O. Milligan físico del NASA Goddard Space Flight Centre lleva a cabo un bonito análisis sobre la correlación entre la actividad solar y la sismicidad. No entraré en mucho detalle porque apenas son las 3 de la tarde y me queda mucho trabajo por hacer, pero si les interesa saber más los invito a visitar el blog (http://www.thesuntoday.org/sun-101/flares-and-earthquakes/).

Ocurrencia de erupciones solares (azul) y sismicidad (rojo)

La imagen anterior muestra que las erupciones solares siguen un ciclo de aproximadamente 11 años mientras que la sismicidad se mantiene relativamente constante independientemente de si la actividad solar es máxima o mínima o se encuentra en algún punto intermedio. Los datos con los cuales se genera esta gráfica son abierto así que el análisis es trasparente y como comentan en ese blog, cualquiera con un poco de curiosidad, tiempo y Excel puede replicar el resultado.

A mi parecer no es sorprendente el resultado y es que meditándolo un poco recordemos que los sismos suceden por el arrastre y empuje de las placas tectónicas que pesan millones y millones y millones de kilogramos. Los esfuerzos que puede ejercer el viento solar sobre la parte solida de la Tierra palidecen en comparación a las fuerzas tectónicas, además, no está claro que las interacciones electromagnéticas jueguen un rol terriblemente importante en los mecanismos que determinan la sismicidad.

Hay más, como muestra la siguiente imagen solo una parte pequeña de la radiación total del sol penetra la atmósfera y llega a la superficie terrestre. La mayor parte de la radiación es absorbida por la atmósfera, para nuestra gran fortuna ya que de lo contrario no habría vida en la Tierra. Entonces si era difícil que el total de la radiación solar contribuyese a la producción sismica del planeta, es aun más difícil que lo haga la pequeña fracción que penetra hasta la superficie.

Absorción (o transmisión) de radiación por la atmósfera terrestre.

Ahora bien, el análisis es de solo 30 años de datos, es verdad, pero no anticipo que con el paso del tiempo la gráfica que compara sismicidad y erupciones solares cambie sustancialmente. Los invito a que visiten The Sun Today para un análisis más detallado, vale la pena.